Condiciones generales de la venta


Cómo comprar

Para realizar un pedido, se deberá seguir el procedimiento de compra online hasta el pago.

Tras el pago, se le enviará un correo electrónico acusando recibo de su pedido (Confirmación de pedido). Esto no significa que su pedido haya sido aceptado, ya que el mismo constituye una oferta que Usted nos hace a nosotros para comprar uno o más productos. Todos los pedidos están sujetos a nuestra aceptación y le confirmaremos tal aceptación remitiendo un correo electrónico en el que le confirmamos que el o los productos están siendo enviados (la Confirmación de envío).

Contrato

El contrato para la compra de producto/os quedará formalizado únicamente cuando le enviemos la confirmación de envío.

Serán objeto del contrato únicamente aquellos productos relacionados en la confirmación de envio. La Casa del Gusto no estará obligada a suministrar ningún otro producto que pudiera haber sido objeto de pedido hasta que le confirmemos el envío de los mismos en una Confirmación de Envío independiente.

El Cliente declara conocer y aceptar las presentes condiciones generales de venta antes de confirmar sus pedidos. La confirmación de un pedido implica, por lo tanto, la aceptación de estas Condiciones Generales de Venta. Salvo que se demuestre lo contrario, los datos registrados por La Casa del Gusto constituyen una prueba del conjunto de transacciones realizadas entre La Casa del Gusto y sus clientes.

A los efectos de estas condiciones generales y leal cumplimiento de las obligaciones por ambas partes, se considerarán pedidos del día aquellos que se hayan ordenado vía web o vía teléfono de lunes a viernes (laborables) antes de las 14:00 horas.

Prohibiciones

Este comerciante se compromete a no permitir ninguna transacción que sea ilegal, o se considere por las marcas de tarjetas de crédito o el banco adquiriente, que pueda o tenga el potencial de dañar la buena voluntad de los mismos o influir de manera negativa en ellos. Las siguientes actividades están prohibidas en virtud de los programas de las marcas de tarjetas: la venta u oferta de un producto o servicio que no sea de plena conformidad con todas las leyes aplicables al Comprador, Banco Emisor, Comerciante, Titular de la tarjeta, o tarjetas.

Además, las siguientes actividades también están prohibidas explícitamente: “Venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años”