Ostras Henry, del productor al consumidor

No será la última vez que hablemos de la Bretaña francesa. Nos encanta esta región y hemos pasado en ella más de un verano. Año a año, hemos ido descubriendo lugares cuyo interés nos anima a compartir la experiencia.
Uno de estos lugares, es “Huîtres Henry”, explotación ostrícola familiar ubicada en el golfo de Morbihan, al sur de Bretaña, en la muy reputada ría de Trinité sur Mer. Este es justamente el punto de encuentro entre las aguas dulces del pequeño Crac’h y las aguas saladas de la Bahía de Quiberon, donde se lleva a cabo la maduración de las ostras, aprovechando la riqueza de plancton que constituye su principal alimento. La ría es paso obligado en el proceso de “afinamiento” de las ostras criadas en aguas profundas en los tres puntos de producción de los Henry: al sur en la Bahía de Quiberon, al norte, en la Bahía de Mont Saint Michel y al oeste en la Rada de Brest. Toda su producción se procesa en la sede de la empresa en Sant Philibert en el Morbihan, frente al puerto de Trinité sur Mer, entre Vannes y Lorient, y también es allí desde donde parten sus expediciones cotidianas para Francia y el extranjero.

La familia Henry lleva cinco generaciones dedicada a la ostricultura. Los hermanos Pascal y Renan se reparten las diferentes labores de la explotación, desde vigilar el desarrollo de las ostras hasta el mantenimiento de las instalaciones o la gestión del equipo humano, poco más de una docena de personas, perfectamente sincronizadas. De hecho uno de los placeres es la visita al vivero de Sant Philibert, siempre bullendo de actividad. No no nos extraña nada cuando nos cuentan que cada año pasan por allí más de 1.300 toneladas de ostras y otros “frutos de mar”.


Son especialistas en la cría y afinado de ostras en mar abierto, ostras creuses “cóncavas” y plates “planas” Belons, y acumulan premios y reconocimientos en el prestigioso Concours Général Agricole.

Ostras y otras delicias del mar bretonas, están a la vista del público en el vivero, donde es posible comprar el producto directamente, o bien disfrutarlo in situ, en un comedor austero que atienden ellos mismos, siete días a la semana durante todo el año. Disponen además de sencillos y sabrosos platos marinos para complementar el menú, como sopa de marisco o patés del mar… Todo se acompaña con la típica selección de salsas (mayonesa, alioli, vinagre de chalotas), por supuesto una excelente mantequilla, y, curioso, un pan de centeno especialmente elaborado para ellos, además de una breve pero escogida selección de vinos.
También admiten encargos para llevarse el marisco cocido a casa, sin duda un planazo porque te lo puedes montar por tu cuenta, si el alojamiento donde te encuentras lo permite, o en las bellas dunas de la costa sur de Bretaña, propicias para el picnic.

Datos de contacto:
Huîtres Henry, 31 le Luffang CRAC’H 56 950
Tel. 02 97 56 32 20
Horario tienda: 7 días a la semana durante todo el año de 9h a 14h y de 17h a 19h entre semana, y de 9h a 19h los fines de semana ( 20h en verano)

También tienen web y tienda online: https://www.huitres-henry.com/